Buscar
  • CapacidadDes

¿Ucayali está preparada para el Covid-19?

(Escribe: Sonia Ríos Córdova [1]). Si con una pandemia tan peligrosa en ciernes, la población no tiene sentido de autoridad, responsabilidad, solidaridad y compromiso con su país, ¿cómo podemos pedirle que cumplan con sus deberes ciudadanos cuando retomemos nuestras vidas?

Fuente de la imagen: ojo.pe/regionales


Según información oficial del MINSA al 14 de abril, Ucayali presenta 32 casos de Covid-19, lo que nos ubica en el segundo lugar entre las cinco regiones amazónicas, siendo una de las últimas en registrar casos. Ello se debe a que las dos principales medidas tomadas por el Gobierno, para controlar la propagación de la pandemia, no son cumplidas ni por la población ni por las autoridades.

Una de las medidas que pone a prueba nuestra solidaridad y compromiso con el país es el aislamiento social, el cual la mayoría de la población viene incumpliendo, mientras las fuerzas del orden no se dan abasto para controlar la región, y las autoridades regionales y locales no toman medidas para reforzar el cierre de fronteras y la inamovilidad. Aquí planteo una pregunta de reflexión: si con una pandemia tan peligrosa en ciernes, la población no tiene sentido de autoridad, responsabilidad, solidaridad y compromiso con su país ¿cómo podemos pedirle que cumplan con sus deberes ciudadanos cuando retomemos nuestras vidas?

De otro lado, Ucayali no cuenta con infraestructura básica de salud que pueda responder a una posible demanda de casos complicados que se pudieran presentar, puesto que el nuevo Hospital Regional de Pucallpa está en la etapa final de construcción y en el pequeño espacio que quedó sólo atienden emergencias y se internan a pacientes graves en pequeños ambientes y en los pasillos. El Hospital Amazónico de Yarinacocha se encuentra hacinado hace meses, quedando sólo el Hospital de Essalud para toda la población.

En este punto la información es crucial: dar a conocer a la población las medidas que las autoridades regionales y locales han previsto ante este panorama, informar al Gobierno Central sobre los impedimentos administrativos o presupuestales que no les permiten estar preparados ante esta contingencia. Y con todo ello tomar decisiones. Nuestro país siempre ha tenido carencias y el recurso siempre ha sido escaso, por ello dos acotaciones: priorizar los recursos que implica transferirlos entre partidas diferenciando lo urgente de lo importante, y tomar las decisiones lo más consultadas, informadas y técnicas posibles.

A todo este ambiente se suman las redes sociales que vienen desinformando y generando desconcierto y zozobra en la población. Se requiere que las autoridades regionales y locales asuman el liderazgo de las comunicaciones, que de no hacerlo a tiempo puede llevar a una situación de descontrol social que en este contexto agravaría todo lo que se pueda haber avanzado.


Pucallpa, 14 de abril 2020.


[1] Sonia Ríos Córdova es Magister en salud pública y gestión sanitaria. Tiene experiencia en descentralización, gobernanza y participación ciudadana. Actualmente es parte del equipo de investigación científica de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Ucayali.

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo